Europa invierte

The Altiplano

El Altiplano de Granada se sitúa en el vértice nororiental de la provincia de Granada y, a su vez, de Andalucía, limitando de Oeste a Sureste, en primer lugar con la provincia de Jaén a través de las Sierras de Cazorla y Segura;  continúa el límite con la provincia de Albacete en la Sierra de Taibilla, y con la de Murcia en la de la Zarza; en el Este, las Sierras de María y las Estancias marcan el límite con la provincia de Almería; al Sur, el Parque Natural Sierra de Baza y el amplio valle del Guadiana Menor marcan la línea que separa al Altiplano de Granada del resto de la provincia Granadina.

Las cadenas montañosas, la llanura del glacis, a una altitud media de 1.000 m.s.n.m, y finalmente los valles y vegas, donde tienen lugar los primeros asentamientos desde el calcolítico, tienen una extensión de 3.525 km2 y una población de algo más de 62.000 habitantes, repartida  en dos Comarcas, Baza y Huéscar, que reúnen un total de 14 municipios: Baza, Benamaurel, Caniles, Castilléjar, Castril, Cortes de Baza, Cúllar, Cuevas del Campo, Freila, Galera, Huéscar, Orce, Puebla de Don Fadrique y Zújar.

Orígenes del Altiplano de Granada

El origen de este amplio territorio claramente delimitado por cadenas montañosas que le dan su singularidad, hay que buscarlo hace varios millones de años, cuando se convierte en una cuenca independiente y empieza el relleno sedimentario de lo que hoy es el territorio, que posteriormente, tras la formación  del valle del Guadiana Menor por la erosión de ese material frágil, queda separado del resto de la provincia granadina.

Lugar de extraordinaria riqueza cultural, dónde distintas civilizaciones a lo largo de la historia han dejado su huella en cada rincón, en cada pueblo. El paso del hombre por estas tierras se remonta a tiempos inmemoriales, dejándonos los primeros testimonios de presencia humana en Europa, como demuestran los restos encontrados en los numerosos yacimientos paleontológicos y arqueológicos de la zona, muchos de los cuales hoy podemos visitar.

Un marcado carácter rural

La gran extensión del Altiplano de Granada – 3.525 km2- ha dado lugar a que los 14 términos municipales que lo conforman sean también muy extensos, lo que ha condicionado históricamente su carácter rural por la gran dispersión de núcleos vinculados a la explotación agraria, forestal y minera. La propia lejanía del territorio con respecto a las cabeceras provinciales ha reforzado ese carácter rural.

Señas de identidad

La actividad agraria (olivar, cereales, cordero segureño, ..), agroalimentaria (embutidos, aceite de oliva,..)  y, en los últimos años, la turística, vinculada a la complementariedad del patrimonio tanto natural (elevadas montañas, altiplanicies cerealísticas y fértiles vegas entre tierras baldías – badlands), como cultural (arqueológico, etnográfico,…) definen sus señas de identidad.

La cueva es otro rasgo identitario del Altiplano de Granada: tierra moldeada por el hombre con el paso del tiempo que se ha perpetuado durante milenios. La cueva ha sido destinada a multitud de usos hasta formar las hoy famosas casas cueva, alojamientos singulares que podemos disfrutar a lo largo de todo el territorio, siendo reconocidas en las últimas décadas por su destacado uso turístico.

Turismo en el Altiplano de Granada

El Altiplano de Granada ofrece a sus visitantes bellas estampas paisajísticas; un viaje al pasado a través de su riqueza patrimonial; una rica gastronomía, llena de platos y productos autóctonos de calidad reconocida como el Cordero Segureño, amparado por una Indicación Geográfica Protegida. Todo ello acompañado de una gran oferta servicios turísticos que harán de la estancia del visitante en estas tierras una experiencia única e inolvidable. 

Para ampliar inforamción turística puede hacerlo en www.granadaaltiplano.org